Entradas

recursos humanos

¿Qué son los Recursos Humanos?

Los Recursos Humanos, ese gran usado pero poco conocido. El departamento de recursos humanos de las empresas es el “cajón desastre” al que todos acudimos cuando necesitamos algo y no sabemos bien cómo gestionarlo o quién es el responsable. A pesar de cómo lo utilizamos el departamento de Recursos Humanos de toda empresa tiene unas tareas muy bien definidas y que todos deberíamos conocer para poder sacarles el máximo provecho. Indaguemos más y más en qué son los recursos humanos.

¿Qué son los Recursos Humanos? Definición

Los Recursos Humanos son precisamente esos recursos de la empresa que se destinan a la gestión de las personas y todo lo relacionado con ellas. El equipo humano que tenemos en nuestras compañías es nuestro baluarte y hay que saber tratarlo de forma directa y constructiva. Que sean felices y estén cómodos influye directamente en la productividad y lo que ofrecen a la empresa por lo que hay que destinar y dedicar recursos a ellos.

De esto se encargan y responsabilizan los recursos humanos y por lo tanto se crean departamentos específicos para tal efecto. Son los conocidos departamentos de Recursos Humanos.

Tareas y responsabilidades de los Recursos Humanos

Si tenemos en cuenta que los Recursos Humanos van a gestionar todo lo relacionado con las personas de nuestra empresa, podemos deducir que las tareas y responsabilidades que tienen en su haber son.

  • Contratación de personal – reclutamiento
  • Selección de personal necesario para la empresa
  • Onboarding – bienvenida del personal nuevo de la empresa
  • Formación de personal
  • Gestión de talento – promoción interna
  • Resolución de conflictos entre el equipo
  • Puente de comunicación entre el equipo y la alta dirección
  • Gestión de nóminas y salarios
  • Decisión y ejecución de despidos
  • Comunicación interna de la compañía
  • Gestión de control horario

Y otras tareas añadidas que dependerá de cómo esté diseñado el organigrama de la empresa y el reparto de funciones en la misma. Todo lo que tenga que ver con la gestión de personas puede estar dentro del departamento de Recursos Humanos pero siempre entendiendo que si asume más responsabilidades necesitará de personal adecuado para tales efectos.

Origen de los recursos humanos

Estamos muy habituados a tratar y trabajar con departamentos de recursos humanos pero no sabemos muy bien el origen del mismo algo realmente útil para entender lo que abarca y hasta donde llega cada sección de la empresa a la que pertenecemos.

Los Recursos Humanos como tal dentro de una compañía tiene origen en el economista John R. Commons que acuñó el término por primera vez en su libro “Distribución de la riqueza” publicado en 1884. A partir de entonces el término tuvo que esperar unos años más, hasta 1910 para ser popularizado y que las empresas hicieran uso del mismo.

De hecho, si queremos encontrar un momento histórico en el que los Recursos Humanos tuvieron su esplendor hay que remontarse a la Primera Guerra Mundial (1914 – 1939) y la Gran Depresión (1939 – 1938).

A día de hoy, los profesionales de esta área están trabajando para cambiar la denominación ampliando así el término hasta títulos como Gestión de personal, departamentos de personas, People o incluso, Happiness departament.

¿Por qué una empresa necesita de Recursos Humanos?

Teniendo en cuenta que el valor humano, el equipo de personas que conforman tu empresa es el activo más valioso que tenemos para poder desarrollar nuestra actividad, está claro que se necesita un buen departamento de Recursos Humanos para dar soporte a todos los que participan en la compañía.

Las personas estamos compuestas de emociones que se ven afectadas por las circunstancias de la vida y todo afecta a nuestro rendimiento laboral y profesional. Por lo tanto, si queremos que todos los que trabajan en una empresa estén bien enfocados, sean productivos y estén bien necesitan apoyo en todas las áreas de su trabajo y eso incluye a sus emociones y resolución de situaciones de forma exitosa.

Ahí es donde entra en juego el departamento de Recursos Humanos. Dará atención y cubrirá las necesidades de los empleados de la compañía remando a favor de aumentar el índice de felicidad y por ende, conseguir mayor rendimiento y productividad.

Digitalizar los Recursos Humanos

Como todos los departamentos de las empresas, el de Recursos Humanos también tienen que actualizarse y por consiguiente, que sumarse a la digitalización.

Un departamento correctamente digitalizado optimizará los recursos, reducirá errores y ofrecerá mejores soluciones para todos los implicados. Gracias a Plain se conseguirá que todo funcione mejor, que la información fluya entre los afectados y que el trabajo sea más productivo y funcional. Pruébalo ahora y podrás evaluar tú mismo los resultados y beneficios.

calcular días de vacaciones

¿Cómo se calculan los días de vacaciones?

Tanto si eres empresa como si eres empleado, una de las cuentas más recurrentes que hacemos y sobre todo llegados este tiempo es cuántos días de vacaciones corresponden a cada uno. Aunque parezca algo evidente y bien sabido, este cálculo suele llevar a desajustes y errores de forma más habitual de lo que pensamos. Cada uno contamos de una manera en beneficio propio pero la realidad es que contar días de vacaciones solo se puede hacer de una forma si se quiere hacer bien. ¿Cómo se calculan los días de vacaciones?

Los días de vacaciones de cada trabajador

Si eres responsable de recursos humanos o trabajas en una empresa en la que te encargas de las vacaciones de tus empleados, tendrás que de una forma o de otra calcular los días libres por año que le corresponden a cada trabajador.

El cálculo a priori es bien sencillo pero suele generar dudas debido a la diferenciación entre días naturales y días laborales y también cuando las vacaciones “cogidas” por los empleados incluyen fines de semana – días de fiesta y por supuesto teniendo en cuenta cuando empiezan y finalizan las mismas.

Para poder hacer bien este cálculo lo primero es saber cuántas vacaciones le corresponden a un empleado de forma habitual. Por regla general y según lo establecido por ley en España, un empleado tiene para disfrutar 22 días laborables por año trabajado (por normal general. Hay convenios y sectores que tienen más vacaciones pero eso son casos específicos como por ejemplo, el de hostelería y sanidad).

En resumen, un trabajador dispone al año de 22 días laborales o lo que es igual, 30 días naturales para vacaciones (si ha trabajado el año completo en la empresa). Si son días laborales o naturales depende del régimen al que esté acogido la empresa que hay que tenerlo determinado.

Si tu empleado ya ha cumplido un año completo en tu empresa, el cálculo es bien sencillo: tiene para disfrutar 22 días laborables o 30 días naturales que podrá distribuirse como él considere y la empresa permita.

Pero, ¿qué ocurre si el empleado no lleva trabajando un año en la empresa?

Cálculo proporcional de los días de vacaciones

El gran problema del cálculo de estos días de vacaciones para cada empleado aparece cuando este no lleva trabajando un año completo y entonces hay que sacar la proporción de los días de vacaciones que le pertenecen.

Para realizar el siguiente cálculo es fundamental que tengáis bien definido en la empresa si os regís por días naturales o laborales de vacaciones.

Una vez con esto claro, el cálculo sería:

Días de vacaciones anuales (30 días naturales / 20 días laborales) dividido entre 12 meses del año =  cantidad de días de vacaciones por mes trabajado.

Con este resultado sabrás cuántos días tendrá el trabajador disponibles para coger vacaciones según los meses que haya trabajado y podrá disponer de los mismos según acuerdo conjunto.

Días extras de vacaciones

Una vez hecho el cálculo habrá que sumar si la empresa da y proporciona días extra de vacaciones por algún motivo especial: por trabajo extra, viajes, día de cumpleaños, bonus, días de asuntos propios… Todos estos días hay que tenerlos en cuenta para la suma del cómputo final.

Fechas obligatorias de vacaciones

También para ofrecer a nuestros empleados los días disponibles de vacaciones y que puedan organizar sus viajes o momentos libres hay que tener en cuenta las fechas obligatorias de la empresa. ¿Qué son? Los días que la empresa no permite que se cojan de vacaciones o por el contrario los días que la empresa obliga a que se disfruten de vacaciones.

La empresa por Ley puede reservarse el derecho de decidir sobre un determinado grupo de días de tus vacaciones y sobre el resto no, dejándolos a la elección del empleado.

Otro punto importante es que las vacaciones, por Ley también siempre deben comenzar a contar a partir de un día laboral (no desde un día festivo ni fin de semana).

Las bajas laborales y las vacaciones

Para terminar es importante considerar la casuística de que un empleado ha estado de baja y no sabemos cómo sumar o computar las vacaciones. Si el empleado ha estado de baja y no ha podido disfrutar de sus vacaciones tendrán que ser reservados esos días para cuando termine su periodo de baja laboral aunque eso sea pasar los días libres al año siguiente.

Ahora ya sabemos mejor cómo calcular los días de vacaciones de nuestros empleados. ¿Quieres llevar estos cálculos de forma impecable? No te compliques y hazte con Plain que es la herramienta perfecta para la gestión de personas, vacaciones, turnos de trabajo… ¡Pruébalo gratis ahora!

Recursos Humanos

Recursos humanos: definición

RRHH o Recursos Humanos, cuántas veces los nombramos y acudimos a ellos sin ni siquiera saber realmente lo que gestionan y hasta donde llegan sus funciones. El departamento de recursos humanos de una empresa representa para todos los empleados desde los salvadores para nuestra situación personal – profesional hasta la amenaza más potente (porque son los que ejecutan los despidos) pasando por enlace de comunicación con la dirección y hasta secretarias que hacen papeles y documentación que necesitemos. Recursos humanos vale para todo… O eso creemos. ¡Conozcamos realmente quiénes son y qué hacen! Así podremos pedir y reclamar lo adecuado y buscar otras vías para el resto de gestiones.

Recursos humanos: la definición exacta

El departamento de recursos humanos de una empresa es el que gestiona, dentro de la compañía, todo lo referente y relacionado con las personas que trabajan en ella. Si hay una gestión, un trámite o una situación determinada que incluya el ámbito personal de un empleado, recursos humanos deberá intervenir.

Su área de actuación es muy amplia y pueden acometer funciones tales como.

  • Contratación de personal – selecciónn
  • Despido de personal
  • Bienvenida del personal cuando llega a la empresa
  • Formación
  • Planes de promoción interna
  • Documentación: nóminas, contratos, indemnizaciones
  • Enlace de comunicación entre dirección y personal
  • Gestión de la comunicación interna de la empresa (junto al dpto. de comunicación)

Conclusión: el departamento de recursos humanos es el departamento que trabaja por y para los empleados de la empresa. El equipo humano de la compañía son sus clientes y debe velar por ellos ayudándoles en aquello que consideren necesario para que, como bien paralelo, la empresa crezca con solidez (y es que todos sabemos a estas alturas que el mejor valor de una empresa es su equipo humano, sus personas que la componen).

RRHH, las siglas que todos usamos y conocemos refiere al término utilizado siempre para este departamento, recursos humanos un término que para los profesionales de esta área parece estar desfasado y están solicitando cambios hacia algo más “evolucionado” como gestión de personas o la última aparición “happiness departament” ya que buscan la felicidad del equipo.

Recursos humanos… Imprescindibles

Actualmente la gestión de personas a nivel empresarial es más importante que nunca. Hemos evolucionado hasta detectar que cómo tratamos a nuestro equipo y el desempeño que hacen de sus funciones es lo que nos ayudará a hacer crecer a nuestra empresa de una manera determinante.

Si nuestro equipo no está feliz, satisfecho y contento con su puesto, retribución, trato o cualquier otra área hay que trabajarlo en pro de la mejora y los que están preparados para ello son los profesionales de los recursos humanos.

Hay que recordar en todo momento que somos personas, da igual el cargo que ostentemos y que además, tenemos vida personal que afecta a nuestro rendimiento profesional y eso, hay que saber tratarlo.

Además, el equipo de recursos humanos vela por los intereses de la empresa para con sus empleados y se asegura de que los valores y la esencia de la compañía son entendidos y seguidos por todos para que así se reme en el mismo sentido.

¿Recursos humanos o mi superior directo?

Los departamentos de recursos humanos están muy bien delimitados cuando la compañía es mediana y/o grande. En empresas pequeñas este rol está dividido según las funciones o acciones que hay que ejecutar entre el propio Ceo (contrataciones – despidos), el personal de administración si hay que hacer gestiones de documentos o los responsables de área o departamentos.

Cuando se instaura un departamento de recursos humanos (con una o más personas) es porque la empresa está tomando unas dimensiones tales que se necesita este enlace para la gestión de ese equipo.

Surge entonces una duda importante para los empleados y es que muchas veces no se sabe bien a quién acudir con un problema – situación y debemos elegir entre nuestro superior directo o el departamento de recursos humanos.

Si acudimos al primero (nuestro superior) puede que no sea una labor de él / ella y nos derive al departamento de rrhh. Sin problema, así haremos. También puede pasar que el problema sea con nuestro superior en cuyo caso no hay duda y directamente iremos a rrhh. Otra opción es acudir a nuestro superior y que él / ella intente solucionar el problema o situación pero no esté capacitado (en ese caso la humildad de un buen líder debería prevalecer y lo derivaría a rrhh).

En el segundo caso, en el que acudamos a rrhh directamente puede ocurrir que sea un asunto a tratar con nuestro superior por lo que nos recomendarán realizar el otro camino. También puede ser que nuestro superior se sienta molesto por no estar informado de la situación…

Si el problema no es con el superior directo lo aconsejable es, aunque sepamos que es algo a tratar directamente con recursos humanos, al menos comentarlo e informar a nuestro superior (ya dependerá del grado de asunto personal que sea y cómo queramos tratarlo). También en este caso que sea algo muy personal y no tengamos ese vínculo de confianza con nuestro superior que sea recursos humanos quien le informe (ocurre a veces cuando hay una enfermedad o un asunto personal importante).

Sea como sea, siempre hay que valorar la situación y recursos humanos está para aconsejarnos el mejor camino para actuar sobre seguro y en positivo.

Recursos humanos digitales

Antes de terminar este post en el que ampliamos información muy importante sobre los recursos humanos queremos reseñar el trabajo que se viene realizando en los últimos año en el área de digitalización de esta área.

La gestión documental de los empleados pero por supuesto, la comunicación interna de una empresa ha cambiado sustancialmente y es más fluida y fácil gracias a la digitalización de este departamento que ya cuenta con casi cien años de historia y es que la gestión humana y garantizar la felicidad de nuestros empleados es la mejor inversión para la empresa.

Si quieres gestionar eficazmente tu departamento de recursos humanos y que nada falle ni un milímetro, prueba ahora Plain. Verás resultados inmediatos y además, por ahora, es gratis.

nómina todo lo que debes saber

Qué es una nómina

Una nómina es el documento en el que se reflejan nuestra remuneración salarial recibida en contraprestación a nuestro trabajo realizado para una compañía – empresa. Cuando trabajamos por cuenta ajena percibimos un salario que detalla en la ya más que habituales y conocidas nóminas.

Pero, ¿realmente conocemos los puntos y sabemos interpretar una nómina? Para poder reclamar o simplemente entender una nómina que al fin y al cabo es el dinero que percibimos mensualmente por nuestro trabajo es fundamental analizarla en profundidad y desgranar todas y cada una de sus partes.

¿Qué es una nómina?

Una nómina es el “registro financiero” que una empresa hace y lleva de cada uno de los salarios que atribuyen a sus empleados incluyendo no solo el salario bruto y neto del mismo sino también las bonificaciones, las deducciones y todo lo que incurre de una u otra forma en el dinero a percibir.

Para la contabilidad de una empresa la nómina representa el dinero – cantidad a pagar a un empleado a cambio de su trabajo.

Las nóminas suelen ser mensuales (al menos en España así las trabajamos) pero pueden ser también trimestrales si incluyen otra serie de abonos y retribuciones.

Partes de una nómina

Para poder conocer y analizar o mejor dicho, interpretar una nómina, es fundamental saber de qué partes consta. Cuántas veces hemos recibido nuestra nómina y no sabemos a qué pertenece cada cantidad ni por qué se nos retiene una u otra cantidad en perjuicio del montante líquido que recibimos.

Los datos más habituales que incluye una nómina son:

  • Datos de la empresa y del empleado
  • Percepciones salariales y las prestaciones acordadas
  • Deducciones y retenciones pertinentes
  • Ingreso neto a percibir

Con estos cuatro apartados la nómina está completa y recoge todo lo obligatorio tanto para la empresa y su contabilidad como para el trabajador.

Las percepciones salariales y prestaciones acordadas

Las percepciones salariales son aquellas que se hayan acordado entre el trabajador y la empresa contratante. Es el “dinero” que se cobra a cambio del trabajo a realizar – realizado pero también si es otra clase de retribución no dineraria (beneficios como seguro de salud, etc).

También se incluirán los extras tales como pagas extraordinarias prorrateadas, los festivos trabajados, primas vacacionales, pago por transporte, etc.

Deducciones y retenciones pertinentes

Esta es la parte que más suele analizar el empleado y es que supone una resta considerable en el bruto negociado con la empresa. Estas deducciones son por cuenta de la Administración y corresponden a los impuestos que todos debemos sufragar como parte de nuestro trabajo.

De aquí se abona la Seguridad Social, el IRPF y otras deducciones que se suelen incluir según las consideraciones y situaciones personales de cada uno (tiempo trabajado, situación familiar, etc).

Ingreso neto a percibir

La cifra que todos miramos a priori para saber cuánto vamos a tener en nuestro banco ese mes. Es el líquido – neto a percibir después de sumas y restas variadas que aparecen reflejadas en nuestra nómina.

Periodicidad de la nómina

Lo habitual, como señalábamos, es que la nómina tenga una periodicidad mensual. A finales de cada mes se entrega por vía telemática (email) o en mano, la nómina a los empleados para que tengan constancia de su situación económica con referencia a la empresa y lo que van a percibir en sus cuentas bancarias.

Los departamentos de recursos humanos o en su defecto, de administración, tienen de forma automática realizadas las nóminas (que se extraen de un software de gestión y realización de nóminas para evitar errores) y una vez revisadas, se envían a los empleados y se procede al pago de las mismas.

Actualmente y suponiendo un cambio con lo que se venía haciendo anteriormente ya no es necesario que un empleado firme la nómina a su recepción.

Las nóminas dentro de la contabilidad de las empresas

Las nóminas son una parte esencial de toda contabilidad de una empresa. Deben siempre tenerse muy en cuenta como parte de los gastos mensuales ya que casi suelen representar el monto más importante de salida de efectivo de una compañía y que además, sí o sí, hay que cumplir.

Y es que un empleado debe ver retribuido su trabajo y sin retrasos ni problemas. Si no pagamos a nuestros empleados, no podremos después exigir que cumplan con sus obligaciones ni que su trabajo sea impecable.

El pago de la nómina (así como el pago de facturas de proveedores) es la mayor obligación que la empresa tiene para con sus trabajadores. Es un factor clave y motivacional para recibir un buen trabajo y que reine la tranquilidad y buen ambiente en las empresas.

Ya tengas a tu cargo una o cientos de nóminas, asegúrate de cumplir con todos los requisitos legales y de pago. Que todo esté orden es la base de tu tranquilidad laboral.

gestion recursos humanos

La Gestión de Recursos Humanos

La gestión de recursos humanos es una de las áreas más delicadas de toda empresa. Es imprescindible realizar una gestión eficaz y eficiente de todo lo que concierte a las personas integrantes del equipo. De ello, dependerá el correcto funcionamiento del negocio, el éxito – fracaso de los proyectos e incluso, la imagen que la empresa proporciona al exterior. Y es que es bien sabido que un empleado es el mejor comercial y embajador de toda marca.

¿Qué es la Gestión de Recursos Humanos?

La gestión de recursos humanos en el ámbito empresarial es toda actividad relacionada con las personas integrantes del equipo de la empresa. Es decir, el trabajo implícito en conseguir lo mejor de cada empleado.

El mayor valor de toda empresa es sin duda, el capital humano. Cuidarlo, atenderlo y tenerlo siempre en la mejor de las consideraciones, es un trabajo diario y para el que hay que estar preparado.

La gestión de los recursos humanos se encarga de ello. En el amplio término de la “gestión de recursos humanos” podemos incluir tareas propiamente administrativas como la realización nóminas hasta otras más elaboradas como la organización de dinámicas para aumentar la productividad.

Se trata, en resumen, de cuidar al empleado en beneficio de la empresa. Estar atentos a qué le ocurre a cada persona, cuándo, cómo y propiciar un entorno de trabajo saludable en el que se pueda dar lo mejor de uno mismo.

Objetivos de la gestión de recursos humanos

El objetivo principal de la gestión de recursos humanos es sin duda, el bienestar del trabajador. Pero, ¿en qué beneficia esto a la empresa? En todo. Si un trabajador está contento, satisfecho, se siente valorado y feliz en su trabajo, va a trabajar más – mejor y con muchísima más proactividad.

¿Para quién y para qué trabajará mejor y más el susodicho feliz? Para la empresa. Es por tanto el negocio el gran beneficiario de que sus empleados estén bajo un paraguas de trabajo saludable y feliz.

Por tanto, a la hora de establecer objetivos del departamento de recursos humanos, hay que ir de objetivos mayores desgranándolos en retos y objetivos más alcanzables por etapas.

El objetivo principal será aumentar la productividad de la empresa. ¿Cómo? Consiguiendo un equipo feliz y motivado. ¿Con qué herramientas? Con las de gestión de recursos humanos. El ciclo tiene sentido, un principio y un final.

Áreas de actuación en la gestión de recursos humanos

La gestión de recursos humanos es algo realmente amplio y que abarca muchos aspectos de una empresa. Como decíamos, puede ir desde la simple (a primera vista) realización de una nómina hasta conseguir implementar acciones óptimas para aumentar la eficiencia del equipo.

Entre las responsabilidades del departamento de RRHH (recursos humanos) destacamos:

  • Gestionar, desde un punto saludable, la relación entre los empleados – el equipo y la empresa. El gestor de rrhh será el interlocutor entre unos y otros para que todo fluya de manera óptima.
  • Velar por los intereses de los empleados sin perjudicar a la empresa y viceversa.
  • Conseguir una armonía lógica y funcional para el trabajo diario entre los miembros del equipo.
  • Resolver conflictos entre personas de la empresa – ya sea entre individuos del mismo rango o con superiores – subordinados.
  • Buscar perfiles óptimos para cubrir vacantes de la empresa.
  • Identificar posibles fallas en los procesos de trabajo que puedan estar afectando al rendimiento de los empleados.
  • Encontrar soluciones previas a los despidos.
  • Despedir a determinados empleados llegado el caso, consiguiendo que este despido suponga el menor impacto para todos.
  • Evaluar el desempeño de los empleados para identificar y promover posibles movimientos internos que beneficien al individuo y también a la empresa.
  • Diseñar y ejecutar dinámicas y actividades enfocadas a trabajar la cohesión del equipo, la productividad y otras áreas emocionales imprescindibles.
  • Conocer las situaciones personales de los empleados que puedan estar afectando a su trabajo.
  • Planificar los turnos de trabajo dentro del equipo teniendo en cuenta las necesidades de la empresa así como la de los empleados.
  • Realizar las tareas administrativas propias del departamento y que aseguran el correcto funcionamiento del mismo (nóminas, altas, bajas…).

El departamento de Recursos Humanos, vínculo de unión

Es el vínculo, la pieza clave que consigue que todos estén conectados dentro de una empresa. El departamento de recursos humanos asegura y vela por la paz en el entorno profesional. Cuida de todos y trabaja para todos.

Debe ser un departamento (compuesto de personas) imparcial y que entienda las necesidades de unos y de otros. Trabajará para encontrar el perfecto equilibrio entre la propiedad y los trabajadores. Busca beneficiar a todos sin perjudicar a nadie. Y caso de perjuicio, aportar soluciones saludables.

Si hay problemas internos, RRHH mediará y solucionará. Si hay descenso de productividad, RRHH buscará qué ocurre y aportará una solución. Si alguien necesita algo en el trabajo, es RRHH quien le ayudará.

Todos estamos conectados siempre de forma interna en una empresa gracias al trabajo de gestión de recursos humanos. Trabajan por y para las personas que conforman una empresa.

Ahora es el momento de si no tienes bien trabajada la gestión de recursos humanos de tu empresa, ponerse a ello. A día de hoy tienes herramientas que te facilitan la labor como es plain. Prueba ahora el plan gratuito y todo empezará a rodar solo.