Contrato en prácticas: todo lo que debes saber

contrato en prácticas

Los contratos en prácticas son una gran oportunidad tanto para el que lo recibe (el estudiante) como para la empresa contratante. Ambos pueden salir ganando y de hecho así debe ser si se hace de forma inteligente y además se ejecutan una serie de puntos clave a tener en cuenta en el desarrollo de la actividad. Pero antes de empezar a trabajar con la persona en prácticas, hay que saber cuál es la relación laboral a efectos contractuales y legales.

Si quieres ayudar a jóvenes en su primera experiencia profesional y que puedan lanzarse al mercado laboral y además, tener algo de ayuda en tu empresa, el contrato en práctica es para ti. Pero, ¿qué es y cómo se realiza un contracto en prácticas?

Un contrato en prácticas, ¿qué es?

Es una relación profesional – laboral cuyo objetivo es proporcionar un periodo de “prácticas” a una persona con poca experiencia. En este periodo, la persona estará aportando a su cv y vida una experiencia laboral acorde a su nivel de estudios y formación, recibirá una remuneración en consecuencia y la empresa podrá beneficiarse de su trabajo.

Un contrato en prácticas ES UN CONTRATO por lo que el empleado está en la obligación de cumplir con unas tareas (que estarán supervisadas y serán acordes en responsabilidad con su experiencia y formación) y tendrá que tener una remuneración por la misma. Es decir, NO ES UN CONVENIO DE PRÁCTICAS.

Un convenio de prácticas o contrato de formación es otra cosa, se realiza con la escuela en la que la persona ha realizado sus estudios y puede estar remunerado o no según se acuerde.

Requisitos para optar a un contrato de prácticas

Si un estudiante (ya esté estudiando o haya finalizado recientemente sus estudios) quiere optar a un contrato de prácticas, debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Estar en posesión de un título aniversario, formación profesional, grado medio – superior, certificado de profesionalidad o estudios equivalentes. Es decir, tiene que tener unos estudios determinados y acreditarlo presentando el título de los mismos.
  • Que entre la finalización de los estudios y la entrada en vigor del contrato en prácticas no hayan pasado más de 5 años (si el candidato tiene menos de 30 años, esta regla desaparece).
  • Que no se haya trabajado en prácticas – con contrato en ninguna empresa durante 2 años.  *Si quieres saber cuánto y dónde ha trabajado la persona en contrato de prácticas, puedes solicitar la información en el SEPE.

Las características de un contrato en prácticas

Un contrato en prácticas debe ser un documento escrito y firmado por ambas partes.

En el contrato deben aparecer las partes que siempre son las constantes y habituales en un contrato de trabajo habitual. Debe aparecer:

  • La titulación del empleado.
  • Duración de dicho contrato.
  • El puesto de trabajo que la persona va a ocupar.
  • Las horas dedicadas al trabajo y cómo se van a distribuir esta horas.
  • Tipología de jornada laboral.

Una vez que el contrato esté redactado, aprobado y firmado por ambas partes, habrá que en un plazo de 10 días, darlo de alta en el SEPE para que sea efectivo y legal.

Duración del contrato en prácticas

Un contrato en prácticas debe tener una duración mínima de 6 meses (antes es imposible que alguien pueda aprender algo y demostrar) y un máximo de 2 años.

A partir de estos 2 años se pueden realizar hasta 2 prórrogas (siempre inferiores a la duración del contrato original) y teniendo en cuenta que el primer contrato fuese inferior a 2 años. El contrato y las prórrogas no pueden nunca superar los 2 años de duración.

Es importante tener en cuenta que existe un periodo de prueba dentro de dicho contrato que es de 1 mes en caso de que la formación aportada sea de profesionalidad 1 y 2. 2 meses si tiene un grado superior y 3 meses si aporta certificado de profesionalidad.

La retribución en un contrato de prácticas

Esta retribución en un contrato de prácticas no es libre al menos, en los mínimos. Nunca podrá ser inferior al 60% del salario fijado para un trabajador que desempeñando las mismas funciones, no tenga contrato en prácticas sino el normal. Pero, especifiquemos un poco más:

  • Durante el primer año, la retribución no podrá ser menor del 60%.
  • El segundo año, deberá ser del 75% como mínimo.

En caso de que la jornada sea parcial, se hará un prorrateo de las horas trabajadas y el salario correspondiente.

A partir de aquí, la empresa es libre de abonar lo que consideres pero siempre con estos mínimos y estas bases.

Finalización del contrato

Para la finalización del contrato se entenderá, si no hay nueva conversación, la fecha que aparezca en el mismo.

A partir de este momento la relación profesional se dará por extinguida y la persona deberá abandonar la empresa y su puesto de trabajo.

En caso de que la empresa desee contar con este trabajador, deberá incorporarlo a su plantilla con un contrato normal de pleno derecho.

También para la finalización del contrato de prácticas, ambas partes pueden aportar un periodo de preaviso de 15 días (para contratos de más de un año).

Si el empleado no supera el periodo de prueba se dará por terminado el contrato de forma inmediata por parte de la empresa o si existe un despido (disciplinario o por causas objetivas) teniendo que indemnizar al empleado con 20 días por año trabajado.

 Cuando el contrato se ha terminado, el empleado recibirá un certificado por el cual se acredita que ha cumplimentado el periodo de prácticas en el puesto correspondiente con las tareas descritas en el mismo.

Vacaciones e indemnización

En este contrato se contemplan las vacaciones del empleado que son las habituales – 30 días por año trabajado y deberá disfrutarlas bajo los criterios de las vacaciones de cualquier empleado de la compañía y atendiendo también a los convenios de trabajadores.

En caso de la indemnización, por finalización de contrato no existe algún tipo de extra (sólo existirá si hay un despido).

En caso de permanecer en la empresa pasado el tiempo de contrato de prácticas, este tiempo computará como antigüedad en la empresa.

Ahora ya puedes contratar a alguien en prácticas para tu compañía. Es bueno para tu empresa y también para ayudar a los jóvenes en su primer empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no se mostrará publicamente.

Los mejores equipos usan Plain

Únete a un creciente grupo de empresas que usan Plain para planificar los turnos de sus empleados de forma simple, rápida e inteligente.