Qué es una nómina

nómina todo lo que debes saber

Una nómina es el documento en el que se reflejan nuestra remuneración salarial recibida en contraprestación a nuestro trabajo realizado para una compañía – empresa. Cuando trabajamos por cuenta ajena percibimos un salario que detalla en la ya más que habituales y conocidas nóminas.

Pero, ¿realmente conocemos los puntos y sabemos interpretar una nómina? Para poder reclamar o simplemente entender una nómina que al fin y al cabo es el dinero que percibimos mensualmente por nuestro trabajo es fundamental analizarla en profundidad y desgranar todas y cada una de sus partes.

¿Qué es una nómina?

Una nómina es el “registro financiero” que una empresa hace y lleva de cada uno de los salarios que atribuyen a sus empleados incluyendo no solo el salario bruto y neto del mismo sino también las bonificaciones, las deducciones y todo lo que incurre de una u otra forma en el dinero a percibir.

Para la contabilidad de una empresa la nómina representa el dinero – cantidad a pagar a un empleado a cambio de su trabajo.

Las nóminas suelen ser mensuales (al menos en España así las trabajamos) pero pueden ser también trimestrales si incluyen otra serie de abonos y retribuciones.

Partes de una nómina

Para poder conocer y analizar o mejor dicho, interpretar una nómina, es fundamental saber de qué partes consta. Cuántas veces hemos recibido nuestra nómina y no sabemos a qué pertenece cada cantidad ni por qué se nos retiene una u otra cantidad en perjuicio del montante líquido que recibimos.

Los datos más habituales que incluye una nómina son:

  • Datos de la empresa y del empleado
  • Percepciones salariales y las prestaciones acordadas
  • Deducciones y retenciones pertinentes
  • Ingreso neto a percibir

Con estos cuatro apartados la nómina está completa y recoge todo lo obligatorio tanto para la empresa y su contabilidad como para el trabajador.

Las percepciones salariales y prestaciones acordadas

Las percepciones salariales son aquellas que se hayan acordado entre el trabajador y la empresa contratante. Es el “dinero” que se cobra a cambio del trabajo a realizar – realizado pero también si es otra clase de retribución no dineraria (beneficios como seguro de salud, etc).

También se incluirán los extras tales como pagas extraordinarias prorrateadas, los festivos trabajados, primas vacacionales, pago por transporte, etc.

Deducciones y retenciones pertinentes

Esta es la parte que más suele analizar el empleado y es que supone una resta considerable en el bruto negociado con la empresa. Estas deducciones son por cuenta de la Administración y corresponden a los impuestos que todos debemos sufragar como parte de nuestro trabajo.

De aquí se abona la Seguridad Social, el IRPF y otras deducciones que se suelen incluir según las consideraciones y situaciones personales de cada uno (tiempo trabajado, situación familiar, etc).

Ingreso neto a percibir

La cifra que todos miramos a priori para saber cuánto vamos a tener en nuestro banco ese mes. Es el líquido – neto a percibir después de sumas y restas variadas que aparecen reflejadas en nuestra nómina.

Periodicidad de la nómina

Lo habitual, como señalábamos, es que la nómina tenga una periodicidad mensual. A finales de cada mes se entrega por vía telemática (email) o en mano, la nómina a los empleados para que tengan constancia de su situación económica con referencia a la empresa y lo que van a percibir en sus cuentas bancarias.

Los departamentos de recursos humanos o en su defecto, de administración, tienen de forma automática realizadas las nóminas (que se extraen de un software de gestión y realización de nóminas para evitar errores) y una vez revisadas, se envían a los empleados y se procede al pago de las mismas.

Actualmente y suponiendo un cambio con lo que se venía haciendo anteriormente ya no es necesario que un empleado firme la nómina a su recepción.

Las nóminas dentro de la contabilidad de las empresas

Las nóminas son una parte esencial de toda contabilidad de una empresa. Deben siempre tenerse muy en cuenta como parte de los gastos mensuales ya que casi suelen representar el monto más importante de salida de efectivo de una compañía y que además, sí o sí, hay que cumplir.

Y es que un empleado debe ver retribuido su trabajo y sin retrasos ni problemas. Si no pagamos a nuestros empleados, no podremos después exigir que cumplan con sus obligaciones ni que su trabajo sea impecable.

El pago de la nómina (así como el pago de facturas de proveedores) es la mayor obligación que la empresa tiene para con sus trabajadores. Es un factor clave y motivacional para recibir un buen trabajo y que reine la tranquilidad y buen ambiente en las empresas.

Ya tengas a tu cargo una o cientos de nóminas, asegúrate de cumplir con todos los requisitos legales y de pago. Que todo esté orden es la base de tu tranquilidad laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no se mostrará publicamente.

Los mejores equipos usan Plain

Únete a un creciente grupo de empresas que usan Plain para planificar los turnos de sus empleados de forma simple, rápida e inteligente.