Coronavirus: Mi hijo no tiene colegio, ¿cómo hago para trabajar?

coronavirus_cuidar niños sin colegio

Este es el nuevo escenario de muchos profesionales de nuestro país (y también de otros tantos que están en la misma situación). El coronavirus o Covid-19 está modificando nuestra forma de vivir. Los primeros en quedarse en casa fueron los niños. Los colegios se suspendieron en España (de forma escalonada por comunidades) en el primer brote de esta pandemia. ¿Una decisión acertada? Seguramente sí porque en los colegios es donde más contagio de virus hay y más rápido pero ¿cómo se cuidan a los niños sin colegio si sus padres tienen que trabajar?

Este, el de el cuidado de los niños sin colegio ha sido y sigue siendo a día de hoy, uno de los temas más controvertidos y comentados en todos los círculos tanto a nivel usuario – ciudadano como llegando al Gobierno. Hay que tomar medidas porque está genial que los niños no vayan al colegio para evitar propagación y contagio masivo del virus pero, ¿cómo se gestiona cuando los padres tienen que trabajar?

Niños al cuidado de abuelos:

En tiempos de coronavirus, no es una opción

Exacto. Ahora mismo, la solución de la que todos tiramos (o en una gran mayoría) cuando los niños enferman o no tienen colegio pero los adultos – padres tienen que trabajar, la de que los abuelos se queden al cuidado de los pequeños, es la opción más alejada de la recomendable en estos momentos.

Los niños son los que menos viven o desarrollan el virus (son los más inmunes) pero lo propagan y por el contrario, los abuelos y las personas mayores son el colectivo de más riesgo en esta pandemia. Juntos, niños y abuelos siempre han sido un tándem perfecto porque unos acompañaban a los otros pero ahora, este puzzle, se ha convertido en casi letal.

No es una opción. Hay que mantener a los niños lo más alejados de las personas mayores. Si tienes hijos, tienes que trabajar y crees que dejarlos al cuidado de los abuelos es la mejor opción, pensemos si quieres juntos cómo hacerlo pero descarta esta alternativa.

Familiares fuera

No se puede viajar, no se pueden hacer traslados pero quizás, si tienes algún hermano – primo – tíos o alguien que no sea de riesgo ni personas mayores que puedan quedarse con tus hijos mientras tu trabajas, haz una excepción (la Policía puede informarte de cómo hacerlo o un abogado) y lleva a tus hijos con ellos. Si tu trabajo está en juego y no hay otra opción, esta puede servirte.

Plan B: Teletrabajar

La opción más viable y también cómoda para todos es la de Teletrabajar. Trabajar desde casa se está imponiendo entre la mayoría de la población y es la salvación para padres con hijos. Si puedes, acógete a ella porque seguro que así podrás compaginar mucho mejor la situación.

Eso sí, lo de teletrabajar solo es posible si tu trabajo lo permite. No todo el mundo puede hacerlo y los más beneficiados son los que realizan un trabajo de oficina y pueden hacer estas mismas tareas desde cualquier lugar y sólo con un ordenador y una conexión a Internet (que todos tenemos en casa).

Vacaciones: una opción dolorosa para algunos

Si tu trabajo no es posible realizarlo desde casa, no puedes tirar de abuelos y ambas partes de la pareja (en caso de que haya dos progenitores) trabajar fuera, la cosa se complica al igual que para familias monoparentales en las que el padre – madre tiene que salir a trabajar.

¿Qué hacer en estos momentos? Negociar y acogerte a las medidas existentes pero sobre todo, ser claro y hablar con tu jefe – empleador. En estos momentos hay que tirar de comprensión, empatía y todo lo que tengamos para entender al otro.

Si todas tus opciones están descartadas, necesitarás tirar de vacaciones para poder gestionar estos días. Eso sí, todo dependerá de cuánto se extienda el tiempo sin colegio de los niños porque seguramente sea más el tiempo sin colegio que tus vacaciones disponibles. 

Para los primeros días o para algunos puntuales en los que tu situación sea más complicada, puedes tirar de esto pero debes pensar en otra alternativa.

Cambio de horario y reducción de jornada laboral

También puedes negociar con tu empleador una reducción de jornada laboral y/o un cambio de horario. Esto es flexibilizar por ambas partes y es muy útil cuando ambos progenitores trabajan fuera de casa y tienen que compatibilizar horarios para poder cuidar de los hijos que están sin colegio (contemplado en el artículo 34 del ET).

Algunas empresas tienen horarios más amplios y pueden ofrecer este cambio de jornada. Si no es posible, negocia una reducción de jornada para poder estar a todo. Eso sí, irá sobre tu sueldo pero seguro que a algún acuerdo podéis llegar.

Sea como sea, los niños están en casa, no hay colegio y no se prevé la vuelta a las aulas quizás incluso hasta el próximo año escolar (estaríamos hablando de septiembre). Hay que inventar soluciones y planes alternativos para poder estar a todo.

Desde Plain seguimos pensando en cómo podemos ayudarte pero si tienes alguna idea interesante (o que quizás no creas que lo es pero seguro que en el fondo sí), no dudes en escribirnos,   le damos una vuelta juntos y la publicamos para ayudar a todos. Es el momento de ayuda conjunta.

Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no se mostrará publicamente.

Los mejores equipos usan Plain

Únete a un creciente grupo de empresas que usan Plain para planificar los turnos de sus empleados de forma simple, rápida e inteligente.