Engagement: ¿Cómo mejorarlo?

engagement

Ya no es suficiente con ser un trabajador productivo sino que además  es importante también sentir bienestar en el entorno laboral. Esto puede reflejarse por ejemplo en el engagement que no debe confundirse con el ‘compromiso organizacional’.

Claro, ya sabemos que ‘engagement’ en español es ‘compromiso’, pero en realidad lo que llamamos ‘compromiso organizacional’ es ‘organizational commitment’ en inglés, y se refiere al deseo de permanecer en la empresa por mucho tiempo. Pero no queremos confundirte más, así que te lo aclararemos mejor a continuación:

Engagment = Compromiso Laboral

Este término habla de un compromiso con el puesto, el trabajo del día a día, las funciones, los objetivos y valores que implica ser empleado de una empresa. Es tener una actitud positiva hacia el puesto de trabajo que se mantiene en el tiempo.

Mi engagement es alto cuando cumplo mis objetivos y supero las expectativas, pero también cuando participo y me involucro con entusiasmo y de manera voluntaria a la solución de problemas, la creación de ideas, la consideración de riesgo-beneficio, etc.

Oficial y comúnmente se divide en tres aspectos:

Absorción: cuando estoy felizmente inmerso en mi labor, me es difícil dejarlo porque lo disfruto, el tiempo pasa rápido y concentro mi atención únicamente en lo que hago.

Vigor, cuando enfrento conflictos con mucha energía y persistencia, ocupando esfuerzo de inicio a fin que sostengo con ánimo y entusiasmo.

Dedicación, cuando encuentro sentido y significado a lo que hago, siento orgullo y entusiasmo por mis objetivos, procesos y resultados, además de disfrutar los retos que me inspiran.

Desde el equipo de Gestión de Recursos Humanos, ¿cómo puedo hacer para mejorar este aspecto? Nosotros te explicamos.

1. Asegurar un balance vida-trabajo: Si tengo tiempo para desarrollar y encargarme de otras áreas de mi vida, cuando esté trabajando, me dedicaré únicamente a eso.

2. Dar y recibir Feedback constante: Si tengo la oportunidad de expresarme, sabrás qué me interesa más, en qué resalto más y qué hago mejor. Con esa información además de aumentar la confianza, podrás modificar el puesto o cambiarme de área para dar lo mejor de mí.

3. Cumplir de manera correcta con lo pactado: Si me ofrecen un beneficio este debe ser puntual, exacto y realmente beneficioso. Al utilizar el ‘home-office’ se entiende que la comunicación relacionada al trabajo se da dentro y no fuera del horario laboral establecido . Al exigir un buen trabajo, es importante también ofrecer un buen salario (monetario y emocional).

4. Asegurar los recursos necesarios: Estar pendiente de qué necesita uno mismo para cumplir con su labor es un distractor evitable que además genera retrasos en los procesos, si la empresa me brinda o asegura recursos de calidad.

5. Establecer funciones, objetivos y estrategias claras y retadoras: Mientras yo esté segura de qué es lo que se espera de mí, de cómo aporto a la empresa y sepa que requiero de un esfuerzo retador, puedo dedicarme a ello con muchísimas ganas.

Ahora bien sabemos de qué se trata el engagement y cómo podemos mejorarlo. La principal estrategia es asegurar que cada trabajador tenga un balance entre su vida laboral y personal. Plain te permite cuadrar los horarios de manera organizada teniendo en cuenta las horas por día y por semana, para que ninguna hora extra sea olvidada.

Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no se mostrará publicamente.

Los mejores equipos usan Plain

Únete a un creciente grupo de empresas que usan Plain para planificar los turnos de sus empleados de forma simple, rápida e inteligente.